PRESENTACIÓN

"--¿Cuál es la función del poeta en cualquier sociedad, Rubén?
--Es un poco como… como un ropavejero desprestigiado. Qué es lo que hace el poeta: de repente en un día de mal humor, o de buen humor, se pone junto a su máquina de escribir y dice lo que le pasa. Y cuál es su esperanza: que eso mismo le pueda pasar a los demás. Entonces, lo que está haciendo es crear un conjunto de harapos para que los pobres puedan ponérselos alguna vez y sentirse un poco menos pobres. Eso podría decir".

Rubén Bonifaz Nuño.



miércoles, 27 de enero de 2016

EL ORIGEN DE LA CIENCIA, SU EVOLUCIÓN Y LÍMITES

Imagen de la película El Gabinete del Dr. Caligari

__________________________________________________________________________________

TEMA: EL ORIGEN DE LA CIENCIA, SU EVOLUCIÓN Y LÍMITES   

La estructura de la ciencia
El autor hace un recorrido en la evolución de las maneras en que el hombre se explica los fenómenos naturales. Su paso por el abandono de las grandes preguntas con respuestas inalcanzables, y la supresión de la ciencia como dogma irrefutable.
Sobre el conocimiento
Es la curiosidad, el motor que ha llevado al hombre hacerse preguntas y a inventarse respuestas. El ser humano se ha se ha debatido entre el conocimiento científico basado en la objetividad, y el seudoconocimiento subjetivo proclive a la fe; el hombre se revuelve entre la imaginación y la verdad.
Los límites de la ciencia
No es el papel de la ciencia contestar las grandes preguntas sobre el significado de la realidad: “… las preguntas que más le han interesado a la humanidad desde el principio de la historia no sólo no pueden contestarse científicamente sino que ni siquiera pueden  plantearse en términos de la ciencia...”.
La verdad científica
Esta verdad es contingente y su mejor propiedad es su capacidad de cambio. De esta característica se deriva el derrocamiento del positivismo que encumbró a la razón como un Dios infalible, y dio paso al estudio de los mecanismos de la mente y el espíritu.
            Fuente: PÉREZ TAMAYO, Ruy. Acerca de Minerva. México: FCE, 2002.
_________________________________________________________________________________
 
 
Tema aparte, y la vez no, es el poema que me trajo a la mente este análisis de las posibilidades de la ciencia.  Pedro Salinas parece debatirse de manera científica en el encuentro del amor y de su objeto:
 
A la noche se empiezan
a encender las preguntas.

Las hay distantes, quietas,
inmensas, como astros:
preguntan desde allí
siempre
lo mismo:
cómo eres ?

Otras,
fugaces y menudas,
querrían saber cosas
leves de ti y exactas:
medida de tus zapatos,
nombre de la esquina del mundo
dónde me esperarías.

Tú no las puedes ver,
pero tienes el sueño
cercado todo él
por interrogaciones
mías.
Y acaso alguna vez
tú, soñando, dirás
que sí, que no, respuestas
de azar y de milagro
a preguntas que ignoras,
que no ves, que no sabes.
Porque no sabes nada...

y cuando te despiertas,
ellas se esconden, ya
invisibles, se apagan.

Y seguirás viviendo
alegre, sin saber
que en media vida tuya
estás siempre cercada
de ansias, de afán, de anhelos,
sin cesar preguntándote
eso que tú no ves
ni puedes contestar.
Pedro Salinas
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario